‘Shameless’, el remake infravalorado
octubre 22, 2013  /  Por:   /  cine/series, crónicas/reseñas  /  No Comment

Por José María Santiago.

Si ahora mismo hay alguna serie infravalorada en el panorama televisivo internacional, esa no es otra que ‘Shameless’. Y no hablo de la versión original británica galardonada en los premios Bafta, no. Me refiero a su remake estadounidense.

Miseria, sexo, descontrol y puro vicio, pero también ternura, amor, compromiso y lealtad son algunos de los ingredientes que se mezclan en el cóctail de ficción que es ‘Shameless’. La serie narra la vida de los miembros de una numerosa y peculiar familia que tiene que luchar contra viento y marea para poder seguir adelante. Pero siempre desde un punto de vista cómico. O, más bien, sátiro.

Nos encontramos posiblemente ante el mejor remake, televisivamente hablando, que haya habido. Pero, incomprensiblemente, este no está enterrado en premios ni laureles -Eso ya es otro tema-. Una serie que no debe faltar entre aquellos que les gusten las historias no tan surrealistas y la picardía.

shameless-novemagazine-1

A continuación, analizamos el perfil de sus personajes para conocerlos un poco más e invitaros a que saquéis vuestras propias conclusiones.

shameless-novemagazine-8

Frank Gallagher: interpretado por William H. Macy, que no se encontraba con un papel tan jugoso desde ‘Fargo’. Macy se encarna en la piel de un padre de familia numerosa que es un alcohólico. No echa cuentas a nadie. Y menos a sus hijos. Fue abandonado por su mujer y siempre está en el bar y metido en líos. Es el típico personaje que te sorprende capítulo a capítulo mientras piensas, “¿es posible ser tan tonto?”

shameless-novemagazine-2

Fiona Gallagher: es la mayor de todos los hermanos. No solo hace el papel de hermana, sino también el de madre, padre, chica de la limpieza, etc. Y aun así es la que más dinero lleva a casa. Pero dentro de ese papel de chica luchadora y entregada, también se esconde el de una mujer guapa y bastante suelta de cascos a la que, por supuesto, no le puede faltar su “príncipe azul”: Jimmy Lishman, alias Steve.

shameless-novemagazine-6

Jimmy Lishman, alias Steve: es el típico chico guapo, acomodado y de buena familia que se enamora perdidamente de la chica pobre del barrio pobre. Así como una ‘Dama y el Vagabundo’ al revés y con escenas explícitas de sexo a ritmo de rock’n’ roll, en vez de pasta italiana y música clásica. Aunque, cómo no, detrás de ese chico bueno y guapo se esconde algo más.

 shameless-novemagazine-3

Phillip “Lip” Gallagher: aquí nos encontramos con otra de las curiosidades de la serie. Lo que vendría a ser como: “Antes del amanecer la noche es más oscura” haciendo referencia al optimismo y la positividad. Con esto me refiero a que, aun viviendo entre la miseria, los mayores problemas paternales que alguien pueda tener o a cualquier contrariedad que se te pueda ocurrir, siempre hay luz al final del túnel. Y esa luz es él. Lip es un chico superdotado. El más listo de la familia y, si me apuras, de la ciudad. Pero entre tanta luz, amaneceres y números tampoco podía ser perfecto. Es el niño malo con cara de bueno.

shameless-novemagazine-4

Ian Gallagher: la gente que vea esta serie o que vaya a empezar a verla, posiblemente, fue fan en algún momento de la sitcom ‘Malcolm in the middle’. ¿Os acordáis de ese chico pecoso y pelirrojo que estaba loco, usaba guantes de cocina y era amigo de Doowe? Pues es él pero sin tantas pecas, sin tanta locura (quizás sea uno de los más “cuerdos” de la familia) y algo más crecidito. Es el tercer hermano mayor y su sueño es trabajar para el ejército. Cosa que hace a la vez que trabaja en una tienda de comestibles árabe, donde se desarrollará gran parte de su historia personal. Y hasta aquí puedo leer.

shameless-novemagazine-5

 Y, finalmente, nos encontramos con los niños pequeños Debbie, Carl y Liam Gallagher: estos tres personajes no tienen tanta relevancia en la historia, pero también han sido protagonistas de sus propios capítulos. Debbie es la niña buena de la familia que cuida de todos y se esfuerza por lo que quiere -Aunque parezca increíble no existen “peros” para Debbie-. Después nos encontramos con Carl. Aquí ya no hay excusas. Es el niño malo, gamberro, y que, posiblemente, salvo milagro se convierta en un delincuente juvenil. Y, para terminar, Liam. Esta quizás sea la historia más sorprendente de todas. ¿Por qué? Pues porque Liam es un bebé de color, al contrario del resto de la familia. Esa cuestión la dejo flotando en el aire. 

A lo largo de los capítulos se suceden nuevos personajes que terminan teniendo mayor protagonismo en la trama. Pero estos son los miembros de la familia, los papeles principales y los necesarios para entender su mundo y sus vidas. Una gran serie que empezar a ver, sin demasiados quebraderos de cabeza, pero con una historia firme.

Sobre el autor:

novemagazine es una revista online de cultura. Noticias y actualidad de música, cine, moda, diseño, fotografía e ilustración.

Deja un comentario