Moda – Unos Goya en blanco y negro
Febrero 13, 2016  /  Por:   /  moda, reportajes  /  No Comment

El 30 cumpleaños de los premios Goya era la ocasión perfecta para lucirse de verdad. Y, al margen de que a los españoles nos encante criticar todo lo nuestro –qué vamos a hacer, somos así-, y de que si hablamos de cine español y de los premios Goya ese gustirrinín por el critiqueo se multiplique por cien, lo cierto es que todos esperábamos mucho más de esta gala. Puede ser que Dani Rovira pusiera muy alto el listón el año pasado, puede ser que hayamos estado más o menos de acuerdo con los ganadores… nunca sabremos bien el por qué. Pero fue un poco como volver atrás, a esas largas y lentas ceremonias que se hacían tan pesadas. Eso sí, con algún que otro chiste gracioso de por medio. Que Dani ¡es mucho Dani! No voy a entrar en analizar qué pudo haber fallado o qué fue mejor o peor. Ya hemos leído veinte veces que la gran perdedora fue La Novia, que Truman venció y que la abuela de Daniel Guzmán es pura delicia. No, no, que no es que no lo sea la señora; me considero una fiel admiradora, pero es que yo estoy aquí para hablar de moda.

Puede ser que la gala aburriera, sí. Pero, ¿la alfombra roja? -Sí, este año ha vuelto a ser roja-. La alfombra ha estado que se sale. Y hemos vuelto a demostrar, una vez más, que ni Oscars ni nada; nosotros también tenemos alfombras como Dios manda. Recordemos que el año pasado llegué a la conclusión de que la alfombra de los Goya fue mejor que la de los Oscars. No digo nada… Veremos a ver qué pasa este año, pero por ahora sí que puedo anunciar que ha sido muy compleja la selección. Y, de hecho, es una selección bastante amplia y cargada de diseñadores españoles. A destacar… La gran cantidad de vestidos blancos, en todas sus tonalidades, que hemos visto, así como de vestidos negros. ¿Estáis preparados? Vamos allá:

alfombra-roja-goya-novemagazine-4

  • El blanco

Uno de los colores de la noche, sin lugar a dudas. Parecía que todas se habían metido en la piel de La Novia. De entre todas las que optaron por este color tan rejuvenecedor, nos quedamos con cuatro looks. Silvia Abascal apareció deslumbrante en la alfombra roja, parecía una princesa de cuento de hadas con este maravilloso vestido de Elie Saab, uno de sus diseñadores favoritos. Un diseño en blanco roto muy favorecedor. Macarena Gómez fue otra de las que optó por el blanco y, aunque no me suelen gustar demasiado sus elecciones generalmente, he de decir que este año me ha callado la boca pero bien. ¡Tenía que entrar en mi lista! La cordobesa fue de las primeras en pisar la alfombra roja y, desde luego, que tiene bien merecido su puesto gracias a este precioso vestido joya con mangas-capa de Teresa Helbig. Elegante y con mucha clase. Otro Teresa Helbig -fueron tres los que pasaron este año por los Goya-, y otro en blanco, en esta ocasión para La Novia, la de verdad. Inma Cuesta arriesgó con este vestido largo con cuello y mangas de camisa y con escote a la espalda. Arriesgado, pero ideal. Su pelo es lo que no convence… Que su nueva melena bob mola mucho, ya lo sabemos. Y que luce unas ondas estupendas, también. Pero ese escote tan cerrado por delante pedía otra cosa, la verdad. Marta Hazas es una de mis favoritas, una vez más. En esta ocasión la “chica Velvet” apostó por un vestido entre el gris y el blanco con cuerpo ajustado y falda con volumen –y bolsillos- de Carolina Herrera NY.

alfombra-roja-goya-novemagazine-3

  • El negro

El otro color de la noche fue el negro. De hecho, fueron diez las actrices que se decantaron por el color asociado a la elegancia máxima, mientras que siete fueron las que se decantaron por el blanco. Sin embargo, en nuestra lista particular han sido únicamente tres los diseños seleccionados en este tono. Eso sí, ¡vaya tres modelazos! En este punto, hablaremos solo de dos actrices: Penélope Cruz y Juana Acosta. La tercera, la encontraréis más adelante… Pero vayamos con Penélope porque, si en los Goya nos tiene acostumbrados a su melena –pelazo- al viento, en esta ocasión la madrileña optó por un recogido con flequillo al más puro estilo Audrey Hepburn. En cuanto al vestido, Pe fue sobre seguro y se decantó por un clásico vestido largo, firmado por Versace, con escote palabra de honor y detalles de pedrería en plata. Sencillo y muy elegante, nuestra actriz más internacional brilló con luz propia y, de paso, posó con Javier Bardem por primera vez en España. Por su parte, Juana Acosta, quitó el hipo a más de uno con un look de diva italiana que dejaba sin respiración. Con escote bardot y abertura en la pierna, la colombiana derrochó sensualidad, belleza y estilazo en este vestido de Isabel Basaldúa.

alfombra-roja-goya-novemagazine-2

  • Nude y rosas

Y del blanco y el negro nos pasamos al color, pero sin volvernos demasiado locos. Es hora de analizar los tonos nude y rosas. Empezamos con Leticia Dolera, nominada a mejor Dirección Novel por la maravillosa Requisitos para ser una persona normal. La joven catalana volvió a confiar en Dolores Promesas para una ocasión tan especial. Y acertó de lleno con este diseño creado especialmente para ella, y para el evento, por la directora creativa de la firma, Alicia Hernández. Se trata de un vestido joya en rosa empolvado e inspirado en los años 20. Poco más se puede decir. Leticia estaba perfecta y el clutch con hormiga gigante de Mibuh completaba el look dándole un toque juvenil y divertido, como la propia Leticia. Amaia Salamanca dio la sorpresa escogiendo a Pronovias para su paso por la alfombra roja. Y es que recordemos que Pronovias no sólo vive de vestidos de novia. La “chica Velvet” se decantó por este modelo nude con escote delantero cerrado y escotazo a la espalda con detalles de pedrería. Sencillo a la par que espectacular. El bolso azul de Bulgari sobraba, pero su melena despeinada le daba un toque de lo más desenfadado y natural.

lafombra-roja-goya-novemagazine

  • Las arriesgadas

Y entre tanta belleza sencilla, clásica y elegante, llega el turno de las que arriesgaron y acertaron, que también hubo quien arriesgó y no acertó. -¿Victoria Abril oigo por ahí?- De ahí, el riesgo. Eso sí, cuando se acierta sale todo tan bien, que nos encanta. La primera en dar la sorpresa fue Úrsula Corberó, quien como el año pasado volvió a confiar en Teresa Helbig. Si ya nos sorprendió entonces, para bien, pero no se coló en nuestra lista, este año tenía que estar sí o sí. Sobre todo con un modelazo como el que llevaba. Un vestido de manga larga y cuello a la caja realizado en terciopelo de seda. ¿El toque sexy? Viniendo de Úrsula no podíamos esperar menos que un toque de sensualidad. En esta ocasión, la abertura lateral –bastante alta, por cierto- dejaba prácticamente toda su pierna izquierda al descubierto. Vamos, que la Corberó se marcó un “Angelina Jolie” en toda regla. ¿Siguiente en la lista? Natalia de Molina, la sorpresa de la noche al alzarse con el Goya a Mejor Actriz, después de que hace dos años se hiciera con el galardón a Mejor Actriz Novel. El vestido no era arriesgado en sí, pero la jiennense nos tiene acostumbrados a otros modelos con los que apuesta sobre seguro. Este año, se ha salido un poco del tiesto con este precioso vestido blanco con detalles de flores en pedrería en tonos rosas y verdes, firmado por el diseñador libanés Georges Hobeika. Un maquillaje súper natural y ondas perfectas hicieron del look todo un acierto. Otra que nos sorprendió muchísimo, y para bien, fue la recatada Cecilia Freire, quien dejó atrás a la dulce Rita y se centró en lo opuesto. La madrileña apareció de lo más sexy con un vestido negro de Ana Locking con transparencias y escotazo. No la hemos visto en casi ningún repaso de la alfombra roja de los Goya, pero a nosotros nos encantó que arriesgara y que pisara la alfombra así de sexy y estupenda. Finalizamos con Manuela Vellés que arriesgó, en este caso, con el color. Fue uno de los dos vestidos amarillos de la noche y, sencillamente, estaba espectacular. La actriz estaba radiante con este vestido de tul de seda y mangas transparentes de la casa catalana Cortana. ¿Quién dijo que el amarillo es mala suerte?

Sobre el autor:

Periodista emigrada, amante del cine y apasionada de la moda tras mi incursión en las RRPP
WEB // @irene_iglesias // email

Deja un comentario