Mar Martín

Ante la elección de morir en el mundo de los asuntos cotidianos o morir en mundos desconocidos, las mujeres y hombres de espíritu intrépido elegían inevitablemente lo segundo. Bien sabían que lo desconocido está eternamente presente aun hayándose fuera de nuestro alcance normal, lo desconocido es sin duda entonces la parte superflua del hombre común. Y es superflua porque el hombre actual no tiene suficiente libertad consigo mismo para comprenderlo. Mar Martín destruye hábitos innecesarios y atajos vacuos en su fotografía. Derrota el término observador de la teoría clásica, ese que designa al hombre que está seguro detrás del grueso cristal protector de la cámara y que observa lo que ocurre a su alrededor sin participar en ello. Algo impensable en las realidades desconocidas de Mar, que prefiere ligarse a los aconteceres que pudieron ser y nunca fueron. Así plantea paisajes humanos, abrazando lo que nunca sucedió y viviendo la incertidumbre como posibilidad de cambio y de construcción de nuevos paradigmas.

texto de Roberto Urbano

 http://www.marmartin.es/

 

 

 

Sobre el autor:

Fotógrafo, andaluz, lector adicto y viajero por vocación.
albertotwilson.com // @albertotwilson // Email

Deja un comentario