Lo que dio de sí el Festival Pura Pasta
marzo 6, 2012  /  Por:   /  crónicas/reseñas, música  /  5 Comments

Fotos: Rebeca Jiménez.-

Polígono de San Luis, Málaga. A las puertas de la Sala París 15 se congrega ya un importante grupo de purapasteros. Pasadas las nueve de la noche, el público comienza a entrar al festival. Una vez dentro de la sala, se observan los dos escenarios enfrentados y una exposición de ilustraciones y una zona de puffs, para los más tranquilos, que divide el espacio en dos.

Le toca abrir el festival a El País Musicano. El público está algo frío. Álvaro, cantante y teclista del grupo, trata de romper el hielo y pide a los asistentes que se acerquen y les pregunta si hay alguna Silvia o Nuria en la sala. Van a tocar su canción Para Silvia, como dice, les gusta ponerles nombres de mujeres a sus canciones. Poco a poco el público se va animando  y empieza a bailar con la penúltima canción, La última jugada. Pero la actuación va llegando a su fin. No sólo el concierto, sino también el camino del grupo. Ésta el la última actuación de El País Musicano y escogen Tu mejor final para cerrarla. Un momento bastante emotivo en el que Álvaro saca distintos carteles con palabras que acaban por formar la frase “Vosotros sois nuestro mejor temazo”, dedicado a sus fans.

Aún sonaban los últimos acordes de El País Musicano cuando empezaban a sonar otros en el escenario 1, el más grande. Era el turno de Aeroplano 21, ganadores del concurso Purapasta. La banda viene a presentar “La saga / fuga de H. B.” La personal voz de su cantante y las guitarras envolventes nos van guiando por temas como Morfeo, Triste historia de amor o Hasta que no salga el sol. A pesar de algún que otro problema técnico, “A los Beatles no les pasaba esto”, dicen. El grupo conecta bastante bien con el público. También tocan algún tema de su anterior LP “Cinco horas con Paula” como 108 minutos.

Preparados en el escenario 2, decorado con flores doradas, se encuentran los sevillanos Mañana. Vals de autoayuda, de su nuevo disco “Se acabó la rabia”, fue el encargado de abrir su actuación. Los sintetizadores anuncian el giro hacia un sonido más electrónico y pop. Enlazarían con temas como Cenizas por errores, El vendaval o La pena máxima. Rescataron también dos temas de su anterior trabajo: El fuego en casa y El momento en que te perdí, muy coreada ésta última entre los fans de las primeras filas. Terminaron con Desiste, su nuevo single, un tema bastante pegadizo con distorsiones finales.

Volvemos al escenario 1. Sobre él, Niños Mutantes vienen a presentar su último disco, “Naúfragos”. De éste, Caerán los bancos y Empezar de cero, con letras sobre temas actuales como la crisis, son  las canciones elegidas para abrir su concierto. Se nota la trayectoria del grupo pues, hasta ahora, es una de las actuaciones que más público congrega. Los Mutantes irían mezclando temas de su nuevo trabajo como El miedo, La puerta, Náufragos, Hundir la flota, Volverás o Querer sin querer, con los éxitos de los anteriores: Días complicados, Las noches de insomnio, Errante, Quiéreme como soy, Te favorece tanto…, La voz y No puedo más contigo, para los “jartibles” como dice Juan Alberto. Incluso vuelven a sus comienzos con Veneno-Polen, para los que los siguen desde entonces, comentan.

Llegó el turno de Kenedy, un joven grupo sevillano que nos presenta su sonido folk con letras en inglés. Para muchos, la sorpresa de la noche. Una voz cargada de sentimiento, armonías envolventes… Momentos más intimistas con la acústica, dejan paso a otros con mayor fuerza. Canciones como Again & Again demuestran que estos chicos tienen un gran camino por delante.

Y llegó el plato fuerte de la noche, Sidonie. Con el escenario a oscuras, los miembros de la banda van apareciendo. Abren su directo con Alma de goma, tema psicodélico de su nuevo disco, “El Fluido García”. Siguen presentando temas nuevos – Tormenta de verano, La huída, El aullido, A mil años luz o El bosque– aunque también hacen un repaso de otros. Sus primeras canciones en inglés: Feelin’ Down, On the sofa o Moog. El público queda “Fascinado” por el show de los catalanes. Se van, vuelven; Marc, la voz del grupo se pasea entre el público mientras canta a capella Giraluna; Jesús, el bajista, no deja de saltar; Axel, se pasea por encima de la batería; hasta hacen una versión de Another one bites the dust, de Queen. Un verdadero espectáculo que no deja indiferente al público, que no para de bailar y corear sus canciones. Sidonie tocaría aún dos temas más: Nuestro baile del viernes y El incendio para cerrar un enérgico directo.

Sobre el escenario más pequeño, se encontraba La Cena. El grupo malagueño nos presentaba sus “Historias al revés”. En canciones como Blackjack, que nos muestran un sonido muy pop de melodías dulces y armoniosas. Una banda que, seguro, también dará que hablar.

Y flores decoraban de nuevo el escenario y además la cabeza de Nita, parte del dúo Fuel Fandango. Nos traen en directo su debut homónimo, una fusión de electrónica, soul, rock y flamenco. Nadie se pudo resistir a su ritmo: Shiny Soul, Talking, Monkey… El público no deja de bailar. La cantante, enfundada en un elegante vestido de lentejuelas azul, sorprende con su arrolladora voz y su puesta en escena. El apagón no fue motivo para quitarles la fuerza que tienen en el escenario.

Ya eran las cuatro de la madrugada cuando Haddonfield, los otros ganadores del concurso Purapasta, se subían al escenario 2. Algo difícil, teniendo en cuenta que la afluencia de público disminuyó bastante. Aunque eso no les impidió derrochar energía y espectáculo con su “horrock & roll”. Vimos a los chicos Jägermeister, a miembros de El País Musicano e incluso al Vengador Purapastero pasearse por el escenario y acompañar a esta carismática banda.

Con esto termina la crónica de una estupenda noche, quizá algo corta para alguno de los grupos. Como dijo Juan Alberto, vocalista de Niños Mutantes, ya tenemos festival en Málaga. Esperemos que haya más ediciones porque propuestas de este tipo son bastante necesarias en la ciudad.

Sobre el autor:

novemagazine es una revista online de cultura. Noticias y actualidad de música, cine, moda, diseño, fotografía e ilustración.

5 Comments to “Lo que dio de sí el Festival Pura Pasta”
  • Beatle no soy
    8 marzo, 2012 - Responder

    Pues me alegro un montón de que estas cosas salgan pa’lante, la verdad. Ole!

    Lo que no me ha gustado nada ha sido lo de los tal Aeroplano21 (no los conocía y tampoco conozco a nadie que les conozca). Eso de “a los Beatles no les pasaba esto”, ¿lo dijeron de verdad? Supongo que será el tono jocoso, pero vamos, me parece una falta de respeto al festival en ese momento. Además, ¿se creen los Beatles? Actitud así es la que sobra hoy día en la música.

    Por lo demás, chapeau!

    • Manager
      10 marzo, 2012 - Responder

      Reconozco que hacen falta más festivales como éste.En eso estamos de acuerdo.

      Lo de no conocer a Aeroplano21 tiene solución: puedes investigar en Facebook, Soundcloud, Spotify, Youtube, Itunes,… Algo encontrarás sobre ellos y sobre los que los seguimos desde que iniciaron su andadura musical. Seguro.

      Lo de “Esto no le pasaba a los Beatles” casa mucho con el carácter irónico y humorístico del que hacen gala todos los mienbros del grupo y, a mi juicio, fue todo un detalle de Actitud Profesional buscar la complicidad del público ante un problema técnico que, de haberse actuado con más rigor en la gestión del sonido, no debiera haber sucedido y que, en definitiva, restó brillantez a su actuación.

      Y no, no se creen Los Beatles. Se creen Aeroplano21. Con eso les basta.

      Show must go on!!

  • Silvia
    8 marzo, 2012 - Responder

    Fue genial! La próxima vez nos presentamos para ponernos cara y esas cosas! 🙂

  • Flau
    11 marzo, 2012 - Responder

    El País Musicano no tiene ninguna canción que se llame “La última jugada”.

  • Rebeca
    16 marzo, 2012 - Responder

    Como bien dice Manager, lo de los Beatles lo dijeron en tono irónico, tratando de quitarle hierro al asunto. Que te gusten más o menos, eso ya es una cuestión personal.

    Flau, tienes razón. Aunque me pareció escuchar eso.

    Pues sí, Silvia, la próxima vez nos ponemos caras! 🙂

Deja un comentario