“La venganza de Jane”: Oeste, dulce Oeste
mayo 16, 2016  /  Por:   /  cine/series, crónicas/reseñas  /  No Comment

Hay películas que son como visitar a tu abuela. No es que sea el mejor plan, pero tampoco resulta una pérdida de tiempo. Ha estado bien. Y está bien comprobar que La venganza de Jane es un wéstern que podrías ver con tu abuela. Porque incluso las escenas de máxima tensión trascurren sin demasiados sobresaltos, como cuando peleaban los indios y los vaqueros. Aunque no por ello llega a ser (demasiado) previsible, y si Jane se salva es gracias a la pregunta de: “¿Quién es Jane?” Y no a la de: “¿Sobrevivirá Jane?” Ya que esta última cuestión pasa a importar verdaderamente poco, y la historia se centra en descubrir el pasado de esta muchacha interpretada por Natalie Portman.

La dinámica será sencilla: mediante flashbacks el espectador irá descubriendo por qué casi todo el mundo quiere matar (y/o beneficiarse) a Jane. Lo que mantiene el interés, aunque la película no sea del todo interesante, y mucho menos inquietante. La venganza de Jane es como un puzle para niños de 0-3 años, está bien hecho, todo encaja, y cualquiera sale de ella sintiéndose parte de la cotidianidad. Ver a Jane desenvolverse es como asistir a un día soleado en la tierra de Liberty Balance, todo lo que ocurre es lo que tiene que ocurrir.

En cuanto al papel de heroína, cabe destacar que el coraje que se espera de Jane no termina de explosionar. Al inicio, la protagonista muestra rasgos de independencia y determinación, pero acaba convirtiéndose en la típica damisela en apuros. Y esto sucede cuando comienza a menguar tras la sombra de Dan, un hombre que —entre otras cosas—, le dará clases de tiro al blanco e ideará el plan para quitarse a los malos de encima. Porque el título original de la película dice que “Jane got a gun”, pero ella misma confiesa que solo la usaba para cazar conejos.

 

Sobre el autor:

Licenciada en aquello, actualmente estudiando lo otro. I speak a little English. Amor al arte.
@lauracarneros

Deja un comentario