Fancine 2016 – “Under The Shadow”, el miedo a los vivos
Noviembre 17, 2016  /  Por:   /  cine/series, crónicas/reseñas  /  No Comment

Reconozco que rara vez veo películas de miedo. Como espectadora que huye del sufrimiento innecesario —porque todo me asusta—, he de decir que Under The Shadow es bastante inofensiva. Hasta hoy he podido dormir tranquila, sin que me lo impidiera esta historia escrita y dirigida por Babak Anvari. Las fórmulas empleadas y los recursos no resultan muy eficaces en cuanto a terror se refiere. Varios repullos, sí, pero ahí se quedan: en la butaca (y yo lo agradezco).

undertheshadow_novemagazine_1

Sin embargo, hay algo interesante en el planteamiento de Under The Shadow: el contexto en el que se desarrolla la acción. Sus protagonistas —una mujer joven y su hija de unos cinco años—, viven en Teherán a finales de los 80. Época en la que la capital iraní vivía sumida en una guerra con Irak (que pronto acabaría) mientras además sus habitantes sufrían la represión que la República islámica recién instaurada por el ayatolá Jomeini. Lo que significó, —en resumen— la erradicación de muchas libertades ciudadanas. Durante este periodo, por ejemplo, el uso del velo por parte de la mujer comenzó a ser obligatorio. Todo ello se ve reflejado en la película, cuya protagonista es una joven que ha abandonado los estudios de medicina para cuidar a su hija, y que soporta la presión de su marido, sus vecinos y todo un país obsesionado con el cumplimiento de unos dogmas.

undertheshadow_novemagazine_2

Los fantasmas que aparecen en esta película, los yin o djinn, realmente existen en la mitología árabe, y según wikipedia: “Pueden adoptar diferentes formas (antropomorfas, plantas, o animales) y tienen la capacidad de influir espiritual y mentalmente en el ser humano […] En las tradiciones más antiguas, los djinn eran los espíritus de pueblos desaparecidos, que actuaban de noche y se escondían al despuntar el día”.

Pero más allá del mito, en esta película los djinn también actúan como metáfora de las amenazas del mundo real: la presión social, la superstición, las habladurías, el machismo, y todos aquellos aspectos terroríficos que no se ven; son como sombras que en apariencia no existen pero determinan la existencia de los vivos (sobre todo, si consiguen instalarse en el subconsciente). Shideh y su hija Dorsa intentarán escapar juntas, y tendrán que aprender a ser aliadas en un mundo cuya sombra de represión nunca dejará de perseguirlas.


Sobre el autor:

Licenciada en aquello, actualmente estudiando lo otro. I speak a little English. Amor al arte.
@lauracarneros

Deja un comentario