El recital mayúsculo de Unknown Mortal Orchestra en Madrid
noviembre 15, 2015  /  Por:   /  crónicas/reseñas, música  /  No Comment

El de Unknown Mortal Orchestra es uno de esos nombres que injustamente pasa desapercibido en los carteles de todos los festivales. Uno de esos que se pierde entre la marabunta de bandas que tan mal suele tratar la zona media de la tabla; aquella en la que el tamaño de la tipo se reduce considerablemente, como quitándoles importancia. Pero Unknown Mortal Orchestra son grandes, muy grandes. El proyecto, surgido de las cenizas de The Mint Chicks, ha sabido crear un cóctel “raruno”, en el mejor sentido de la palabra, que combina con acierto la psicodelia con el pop lo-fi, el funk e incluso el jazz-rock, convirtiéndose en una de las propuestas más interesantes de la escena musical internacional.

Casi exactamente dos años después de visitar por primera vez la capital, la banda volvía a Madrid el pasado jueves para presentar en directo su Multi-Love en la Sala Penélope. Una sala que no consiguió colgar el cartel de “No hay entradas” -el precio de los tickets quizás jugó un papel importante en esto (¡Gracias IVA cultural!)- pero en la que parecía no caber un alfiler.

Abría la noche la catalana Núria Graham, encargada de telonear a Nielson y los suyos en sus dos conciertos en España. La jovencísima guitarrista y compositora, que acaba de cumplir la mayoría de edad, desgranó los cortes de su Bird Eye acompañada de su banda (batería y teclados), irradiando una dulzura e ingenuidad que contrastaban, al tiempo, con su seriedad y buen hacer con las seis cuerdas. Recuerden este nombre, Núria Graham, porque dará que hablar.

Pasadas las 22 h, se subían al escenario el carismático Ruban Nielson (guitarra y voz), Jake Portrait (bajo) y Riley Geare (batería), acompañados de un cuarto miembro a los teclados, Quincy McCrary, quien ya participaría en la grabación de Multi-Love y que se les ha unido de nuevo para los conciertos de esta gira. Entre aplausos y murmullos, UMO arrancaba con “Like Acid Rain” y su “La, la, lala”, y comenzaba el recital. Un recital, como suele decirse, “breve pero intenso”. Pese a lo corta de la actuación, el concierto apenas sobrepasó la hora y cuarto, nadie puede negarles la buena faena a los neozelandeses: un setlist bien escogido y el virtuosismo de cuatro MÚSICOS (sí, con mayúsculas) bajo los focos, que destilaron brillantez y que por momentos fueron capaces de convertir la sala en una jam session, con unos solos  de batería, guitarra y teclados que congelaban el tiempo y que hicieron relamerse de gusto en más de una ocasión a los allí presentes.

El concierto fue un no parar de pildorazos, en el que la banda no quiso olvidarse de hacer repaso a sus anteriores trabajos. Tras “Like Acid Rain”, seguirían “From The Sun”, “How Can You Luv Me” y “Ur Life One Night”, canción que aprovechó el frontman para presentar al resto del grupo y dar las buenas noches al público madrileño. El ecuador de la actuación llegó con sus exitosos “So Good at Being in Trouble”, “Swim and Sleep (Like a Shark)” y el mítico “FFunny FFriends”, de su debut, con el que la sala se animaba a acompañar con palmas y coros el instrumental final del tema. Todo ello, con la complicidad de McCrary a los teclados, sin duda, el descubrimiento de la noche, llegando a quitar parte de su protagonismo a Nielson.

El concierto llegaba a su fin y, con él, las primeras notas de “Multi-Love”. Al reconocerlas, el público comenzó a corear de nuevo y McCrary, en su salsa, bromeó con los asistentes al interrumpir la intro para dejarles cantar. Volviendo a hacer gala de su virtuosismo, cada uno en su medio, Unknown Mortal Orchestra terminaban de tocar y hacían la salida del escenario de rigor para volver poco después con  el bis: “Necessary Evil”, del que esa misma tarde habían lanzado videoclip animado, y su irresistible “Can’t Keep Checking My Phone”, con la que la sala se arrancó por fin a bailar e incluso a hacer pogo en la zona central del foso.

Y, así, con una dosis certera de psicodelia y funk directamente en vena, el jueves se convertía en “juernes”. Vuelvan pronto, señores.

umo_novemagazine_1

umo_novemagazine_3

umo_novemagazine_2

Sobre el autor:

Periodista cultural, melómana, a ratos copy y a otros diseñadora gráfica.
sarapelaez.com // @_sarapelaez // Email

Deja un comentario