Crítica: “Sombras tenebrosas”
mayo 20, 2012  /  Por:   /  cine/series, crónicas/reseñas  /  No Comment

Cuando te llamas Tim Burton tienes la suerte de que tu carrera ha llegado a un punto en el que te permites hacer lo que te da la gana. Además de esto, si tienes amigos como Johnny Depp, te aseguras el éxito en taquilla. Pero el factor clave es que si director y actor fetiche estaban enganchados a la misma serie televisiva en los años 70, ese proyecto tenía que salir adelante. Esa serie era “Sombras tenebrosas”, un clásico de la televisión norteamericana, y su estética explica mucho del estilo que utilizó años después Tim Burton en sus producciones.

Vampiros, brujas y música de la época riega toda la película, logrando una ambientación perfecta. Cuando un trabajo va dirigido por Tim Burton, la ambientación siempre será sobresaliente, eso está claro, y más cuando amplias el reparto con actrices de la talla de Michelle Pfeiffer, Eva Green o Helena Bonham Carter, acostumbradas a estéticas tan sumamente burtonianas.

“Sombras tenebrosas” era originariamente una telenovela muy poco seria, y aquí el director ha optado por obviar un poco ese género y tratarlo con el humor que corresponde. Pero ahí radica uno de los problemas de la cinta, que no termina de ser comedia. Más de una vez empieza a desarrollarse una escena cómica y, cuando la sonrisa está ya instalada en la boca del espectador, un final dramático termina la toma dejando al que ve la película con una sensación extraña.

Una vez más, Depp hace lo que mejor sabe hacer. Es un personaje hecho a su medida, con el que se puede lucir, y así lo hace. Pero bien es cierto que la antagonista, Eva Green, se lo pone muy fácil. Green está a una altura excepcional, en ocasiones quizás algo sobreactuada, pero lo requiere su rol. La que sí está demasiado sobreactuada es Chloë Grace Moretz, la miembro de la familia que más sobra. Y más cuando ves su final. Una pena después de verla en La invención de Hugo.

La historia cuenta como Barnabas (Depp) es maldecido por Angelique (Eva Green), una bruja que trabajaba de asistenta para la familia Collins y que amaba a Barnabas. La mujer del protagonista acaba suicidándose por esa maldición y él se convirtio en vampiro, quedando encerrado en un ataúd hasta la década de los 70, que volvió a la vida con sed de sangre. Para entonces, los pocos descendientes de los Collins, liderados por Elizabeth (Michelle Pfeiffer) viven en su mansión con lo poco que le da su negocio de pesca, mundo que controla en su totalidad Angelique.

Dos siglos después, la bruja sigue enamorada de Barnabas, hasta el punto de tenerlo o volver a meterle en ataúd. Y ahí, el personaje de Eva Green chantajea al de Depp con hacerle a la niñera de la familia, y ahora su enamorada, Victoria (Bella Heathcote) lo mismo que a su mujer. Ahí se forma un debate y casi un trío amoroso en el que el resto de la película navegará entre chascarrillos y apariciones estelares, como las de Christopher Lee o Alice Cooper.

Amor y vámpiros. Parece que hablaríamos de “Crepúsculo” pero tomado a cachondeo. Y es curioso que ya se tomara así cuarenta años antes del estreno de la película de los vástagos que brillan. Hay que apreciar la buena labor de Burton, que vuelve a su estilo y no se deja tentar por cosas como El planeta de los simios o incluso Alicia en el país de las maravillas que no terminan de ser su estilo. A Burton le va lo oscuro y las historias de personajes peculiares, y Sombras tenebrosa tiene eso. Incluso siendo comedia.

Ahora, la falta de guión, e incluso su mal uso, se hace muy patente en la cinta. Muchas cosas cogidas con alfileres y demasiados cambios humor-drama que acaba liando al espectador. Uno no sabe que es lo que ha visto cuando sale de la sala de cine. No es un mal producto, pero de Tim Burton uno se espera mucho más.

Puntuación: 5/10

Sobre el autor:

Periodista cultural, melómana, a ratos copy y a otros diseñadora gráfica.
sarapelaez.com // @_sarapelaez // Email

Deja un comentario