10 razones por las que ‘Deadpool’ se ha convertido en un fenómeno de masas
abril 5, 2016  /  Por:   /  cine/series, crónicas/reseñas, reportajes  /  No Comment

Bueno, respiremos hondo. Parece que la fiebre Marvel ha pasado. Pero no os riáis tan pronto. Hace poco, recibimos alarmas desde la centralita con nuevos avisos desde el universo Marvel sobre X-Men: Apocalypse. Prometen dar guerra en fechas en las que hasta los universitarios dejarán de lado el estudio para aparecer con un cubo de palomitas y su respectivo bote de Pepsi tamaño Empire State Building.

Pero no nos liemos. Hoy vamos a hablar de un personaje que tenemos muy reciente, una especie de bicho raro del cómic (o así nos lo han planteado Stan Lee y su legado de secuaces) que ha conseguido un éxito en taquilla de más de 700 millones de dólares y muchas nominaciones para los MTV Movie Awards. Dejando a un lado la saga Vengadores, Deadpool se ha convertido en uno de los superhéroes más rentables de Hollywood, y sin duda, en uno de los personajes más queridos de la gran pantalla. ¿Acaso hay alguna duda de ello? Su comportamiento irreverente, su lenguaje ácido y vulgar y el homoerotismo que desprende por sus poros nos cautiva. Bueno, al menos a mi. ¡Y eso que no duro ni una hora viendo películas de este calibre!

Parece difícil comprender el éxito de Deadpool, de hecho, ¿por qué ha llegado tan lejos si comparamos otros contendientes que se quedaron muy atrás, como el caso de Linterna Verde, Daredevil o Los 4 Fantásticos? Estas son las diez claves por las que comprender el fenómeno, e incluso nos ayudará a apreciarlo después de haberlo visto:

deadpool-novemagazine-4

1- La productora estadounidense sabía de antemano, más concretamente a partir de su respectiva campaña de publicidad y marketing, que lo iba a petar. Desde los ridículos (pero lógicos) carteles con emojis a la parodia romántica, sin olvidarnos del SPAM en español de Ryan Reynolds, nos han dado a entender que va a ser un filme disparatado. Pero más allá de conseguir la carcajada fácil, han conseguido alzar a Ryan Reynolds al olimpo de “los del millón de seguidores en Twitter”, casi como a su cuenta oficial, que cuenta en la actualidad con casi medio millón de personas. En Facebook ya cuenta con más de 5 millones de likes, ojo.

2- Adentrándonos en el contenido de la película, los créditos iniciales, a pesar de ponerle muy difícil al espectador el contexto en el que se encuentra el superhéroe, es de lo más divertido. Tampoco quiero desvelar muchos detalles para los que no hayan ido a verla todavía. Solo puedo decir que salen culos pateados, una pirueta de coche como en los concursos de Red Bull y rostros en los que los malos se retuerce de dolor. Un avance prometedor.

deadpool-novemagazine-3

3- Las referencias culturales también son un punto a favor del filme. ¿Quién no ha tenido problemas al montar una estantería Fjälkinge de las que te venden en Ikea por separado? ¿Y quién no se acuerda de Michael Jackson y sus supuestos casos de pederastia en Neverland? Ni que decir aquel anuncio de Evaz en la que aquella señora de rojo aparecía y te saludaba diciendo: “soy tu menstruación”. De primeras, recursos baratos pero efectivos.

4- Como no debería faltar en ninguna película de superhéroes, un pasado trágico. Superman, Batman y otros se centran en los dramas familiares, en el caso de Deadpool, consiste en un problema de primera mano. Eso sí, no deja de afrontarlo con sarcasmo, ¡si la película es un cachondeo de principio a fin! Pero en este caso, abogan por la técnica del flashback de manera aclarativa, y no como una sucesión de eventos que pretenden impactar por su contenido visual o por la lágrima de cocodrilo.

5- Es un recuerdo noble de los 90: garitos alternativos, la generación millenial y a la autoconfección. Sí, Deadpool nos recuerda a Spiderman en sus seguidos intentos por hacerse con un disfraz. Por otro lado, el descaro y atrevimiento del personaje interpretado por Ryan Reynolds bebe de otros cánones psicológicos como el de Tyler Durden (‘El Club de la Lucha’) y el típico yonki de los campus universitarios de Scary Movie.

deadpool-novemagazine-1

6- En Deadpool, la autocrítica se sirve en una jarra de agua fría. Reynolds lo admite, su personaje también. ¿Pero no será más llamativo llamar la atención de Hollywood y su séquito de peces gordos en su abrumador intento por conseguir millones y millones de dólares a base de remakes, adaptaciones de cómic y crossovers? Juzguen ustedes mismos, pero creo que este nos ha salido rana. O un icono indie, aunque este concepto se haya vulgarizado y sobreexpuesto.

7- El elenco de personajes tan carismático que desarrolla la película. Dejando de lado a nuestro protagonista, recordemos por un momento a Megasonica, o mejor conocida como el prototipo de adolescente asqueada al más puro estilo Daria, que al final de la película sorprende con sus superpoderes. O a Coloso, su acompañante de acero, o Ajax, el malo de la película tan resentido como un niño sin su piruleta. Con este último existe una gran química antagónica que entretiene desde los principios de Deadpool como superhéroe. Entre todos ellos, el guirigay de reproches y ataques verbales está servido.

deadpool-novemagazine-2

8- Ryan Reynolds. No hay duda de que está impecable dentro de este nuevo traje, puesto que con Linterna Verde no es que lucie se lo suficientemente bien. Encaja en el perfil de chico solitario, astuto, rebelde e hipersexual, y junto con Morena Baccarin forma una pareja tan adorable como explosiva. Estos últimos años, los papeles protagónicos están muy bien vistos dentro del género de acción: sin ir más lejos, Matt Damon obtuvo una nominación al Óscar por su interpretación en ‘Marte’, en donde hace el payaso una y otra vez para evitar sentir soledad en medio del espacio. No digo que Reynolds vaya a conseguir una nominación por Deadpool, pero puede que se le tome mucho más en cuenta y consiga algún papel más “diplomático”.

9- La película es el resultado fiel de comedia + gore irreverente y quizás, innecesario, que convierte una historia surrealista en algo necesario para el espectador. De hecho, debido a su dinamismo y la parafernalia coreográfica, apenas asimilamos ver un brazo desencajado o una decapitación.

10- ‘Careless Whisper’ de Wham! (para los que hayan visto ya la película, me comprenderéis; para el resto, preparad vuestros móviles para descargarla tras salir de la sala).

Sobre el autor:

Fotógrafo, periodista, filántropo, sex symbol y otras cosas que pretendo ser pero que no puedo conseguir. Todavía.
@javihools // Instagram

Deja un comentario