10 películas que ver este otoño
octubre 2, 2013  /  Por:   /  cine/series, news, reportajes  /  No Comment

Por Irene Naranjo

El otoño, tres meses de preparación al frío. Lluvias que van y vienen y unos rayos de luz, cuando salen, que se encargan de crear la iluminación perfecta (mezcla de calidez y melancolía).

También es la estación del romance. En primavera la sangre altera demasiado, en verano nadie se toma nada en serio y ahí es cuando llega el otoño, perfecto para el reencuentro y la reflexión. Se puede combinar todo lo que se quiera en esta época que nadie te echa nada en cara. Si te apetece estar triste tienes todo el derecho a quedarte en el sofá con una mantita y un buen café, y si estas feliz puedes gritarlo a los cuatro vientos bajo la lluvia tormentosa.

Y no hay nada que refleje mejor los diferentes estados de ánimo otoñales como el cine. Así que tanto si es tu estación favorita como si no, te dejo una selección de películas de y para el otoño:

 

cuando-harry-encontro-a-sally

Cuando Harry encontró a Sally (Rob Reiner, 1989)

¿Quién no ha escuchado nunca hablar de esta comedia romántica? ¿Pero la habéis visto? Guste o no, es un imprescindible. No te puedes perder a unos jóvenes Billy Crystal y Meg Ryan paseando por los diferentes escenarios neoyorquinos. Aunque hay un poco de todas las estaciones en el film, son varias las secuencias otoñales entre naranjas y ocres que reflejan bastante bien el romance.

el_indomable_will_hunting

El indomable Will Hunting (Gus Van Sant, 1997)

El guión que lanzó a la fama Hollywoodiense a Ben Affleck y Matt Damon usa como telón de fondo Boston en los meses de otoño. Y se muestra en su plenitud en uno de los momentos que Robin Williams le dice a Damon, sentados en el banco de un parque repleto de hojas en el suelo y marrón en el ambiente, que no es tan pequeño como se cree.

academia-rushmore

Academia Rushmore (Wes Anderson, 1998)

Está claro que Wes Anderson sabe manejar el tiempo a su favor. Ya lo hace en su última película, Moonrise Kingdom, situada en verano (muy aconsejable también). Pero en esta en particular, ubicada en Texas desde principios del curso escolar hasta navidad, utiliza el cambio de temperatura para simbolizar el estado de ánimo del alumno Max Fisher (Jason Schwartzman), a medida que pasan los meses.

American-beauty

American beauty (Sam Mendes, 1999)

Si todavía no la has visto no sé a que estas esperando. Es un PELICULÓN, con mayúsculas. No hay nada que sobre en esta película, es una obra maestra. El guión, la interpretación y la realización son brillantes. Es capaz de introducir al espectador a un alto nivel emocional en cada una de las diferentes situaciones y personajes. Y en cuanto al otoño, que los pétalos de rosa no os confundan. Recordad la bolsa de plástico moviéndose entre hojas secas y las escenas de tormenta.

noviembre-dulce

Noviembre dulce (Pat O’Connor, 2001)

No hay noviembre que no aparezca en todos los canales de televisión. Ya sea por soñar que aparezca un Keanu Reeves en este mes, o porque te busque Charlize Theron. Y es que nos encanta ponernos moñas estos meses. Aviso: es para los días de otoño que queremos estar tristes y llorar a moco tendido.

into-the-wild

Hacia rutas salvajes (Into the wild, Sean Penn, 2007)

Un viaje a la soledad pasando por todas las estaciones y un magnífico ambiente natural para transmitir la crisis existencial del protagonista. Dirección de Sean Penn y música de Eddie Vedder. ¿Qué más se puede pedir?

nothing-personal

Nothing personal (Urszula Antoniak, 2009)

Una chica holandesa decide huir y viajar por los pasajes más inhóspitos de Irlanda. Conoce a un hombre maduro que vive en una isla apartada y llegan al acuerdo de vivir juntos pero solos. El paisaje irlandés constituye aquí un reflejo de la soledad entendida como libertad.

500-days-of-summer

500 días juntos (500 days of summer, Marc Webb, 2009)

El título original no refleja que todos los 500 días sean se verano (summer en inglés), sino que es el tiempo que ocupa la relación entre Tom (Joseph Gordon-Levitt) y Summer (Zooey Deschanel). Es un viaje a través de la felicidad de la primavera y el verano, con el cambio de actitud a partir de los meses de otoño.

Realista e intensa. Viene acompañada también de una gran banda sonora.

Restless

Restless (Gus Van Sant, 2011)

La historia entre una chica que quiere vivir la vida al máximo y un chico que vive obsesionado con la muerte. A ella le sobran ganas y vitalidad, en cambio la afición favorita de él es acudir a todos los funerales que se le pongan por medio. Así que a modo de metáfora ellos dos se unen como el verano y el invierno para crear el intermedio otoño, donde tiene lugar su encuentro.

amor

Amour (Michael Haneke, 2012)

A veces el cine se olvida de contar un amor que no sea juvenil, pero Haneke nos demostró el año pasado que los ancianos pueden amarse más que nadie. No quiero contaros mucho de esta película porque hay que vivirla y pasear por el espacio que el director se encarga elegantemente de construir. Refleja el otoño sobre todo desde un punto de vista emocional.

Sobre el autor:

Soñadora, indecisa e impuntual. Comunicadora en general. Con debilidad por las películas románticas y tendencia al número veintitrés.
Day ToDay // @IreneNaranjo // email

Deja un comentario